domingo, 9 de agosto de 2009

El ciclón tropical Gene modificó la salinidad y temperatura del océano circundante




El ciclón tropical “Gene” se originó en la isla de Futuna en las cercanías de Fidji el 27 de enero del 2008, a su paso causó lamentablemente destrozos y víctimas y además según recientes datos científicos modificaciones en las concentraciones de sal y temperatura del océano circundante.

La información, reflejada en un artículo publicado en el último número de la revista “American Journal of Environmental Sciences”, fue aportada por Shivneel Prasad y un grupo de colegas investigadores caza ciclones de la Universidad del Pacifico Sur en Fidji.

Los científicos pudieron, por medio de un instrumento útil en la observación marina conocido como Argo Float”, registrar el antes y el después en términos de temperatura y concentración salina de la columna de agua estudiada. El ciclón generó una caída de tres grados Celsius en la temperatura de las capas más superficiales del océano y un incremento en las concentraciones de sal.

Gene” adquirió la denominada categoría tres impulsado por ráfagas de viento que superaban los 170 kilómetros por hora y finalmente se extinguió el 4 de febrero al sur de Fidji. Durante su paso arrastró gran cantidad de energía térmica en dirección al polo sur. Según explican los científicos, los cambios en la salinidad y la temperatura registrados se deben fundamentalmente a corrientes de agua fría que desde la profundidad buscan reemplazar el caudal de agua que el ciclón hace diverger en la superficie.

Pero no todos se perjudicarían con ciclones tales como “Gene” ya que a mar revuelto ganancia de fitoplancton y sus eslabones de la cadena alimentaria parece decir el refrán. Es sabido que un aumento de la concentración salina en el agua incrementa la producción de quien es la principal fuente de alimento para las especies que habitan ese ecosistema. El fitoplancton genera, gracias a sus capacidades fotosintéticas, la mitad del oxígeno del planeta y además capta el dióxido de carbono responsable del efecto invernadero y en definitiva del cambio climático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario