domingo, 2 de agosto de 2009

Los teléfonos móviles fragmentarían el ADN de los espermatozoides en pruebas de laboratorio




Un grupo de investigadores pudo determinar en un estudio in Vitro, es decir en probetas de laboratorio, que la exposición de los espermatozoides a las ondas electromagnéticas que liberan los teléfonos móviles genera alteraciones en la calidad del ácido desoxirribonucleico (ADN) de dichas células.

Los científicos australianos de la Universidad de Newcastle liderados por Geoffry N. De Iuliis publicaron los hallazgos el 31 de julio pasado en la revista científica "Plos One". El mecanismo causal de la pérdida de la vitalidad del ADN se debería su fragmentación por medio de la liberación de moléculas conocidas como radicales libres y por fenómenos de estrés oxidativo.

La infertilidad masculina es una condición que afecta a uno de veinte varones. En la mayoría de los casos el varón produce suficiente número de espermatozoides para lograr la fertilización pero existen defectos funcionales en las células que dificultan la concepción.

Estudios previos habían sugerido que las ondas electromagnéticas de radiofrecuencia alteraban la motilidad y el número de espermatozoides. A la luz de los nuevos hallazgos, con resultados controversiales en lo que respecta a la inocuidad de los teléfonos móviles, los autores sugieren nuevos estudios que puedan determinar la magnitud del problema en situaciones reales y cotidianas. Por lo pronto, recomiendan que los hombres en edad reproductiva no transporten los celulares por debajo del nivel de la cintura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario