martes, 28 de diciembre de 2010

Buenos Aires: cien por ciento libre de humo de tabaco



Desde hace unos días la ciudad de Buenos Aires es cien por ciento libre de humo de tabaco. Gracias a modificaciones en la Ley 1799 de Control del Tabaco, implementadas por la legislatura porteña, ya no se podrá fumar en espacios cerrados públicos y privados de acceso público. Pasan así a retiro las inútiles áreas de fumadores presentes en centros de compras, bares, restaurantes y salas de juegos entre otros.

“Cuando se habilitan zonas para fumar, se obliga a los trabajadores de lugares donde se fuma a exponerse al humo de cigarrillo y al riesgo de enfermarse. Además, se ha comprobado que no existe método de ventilación capaz de eliminar los tóxicos del humo de tabaco del ambiente, por lo que no es posible garantizar que con sistemas especiales el aire quede libre de contaminación. Lo más efectivo es no fumar en espacios cerrados”, afirmó la doctora Marta Angueira, responsable del Programa de Prevención y Control de Tabaquismo del Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El tabaco es uno de los principales generadores de enfermedad y la instauración de espacios libres de humo demostró ser una medida central para resguardar la salud pública. “Esta modificación a la ley permitirá proteger la salud de los ciudadanos porteños de los efectos dañinos del humo del cigarrillo, que van desde mayor riesgo de infarto hasta cáncer, enfermedades respiratorias y otras consecuencias. La nueva legislación considera al humo tan nocivo como al tabaco mismo, en línea con la evidencia científica que ha demostrado en forma irrefutable el enorme perjuicio que el cigarrillo causa a la salud”, concluyó Angueira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario